Ozonoterapia

OZONO: APLICACIONES TERAPÉUTICAS.

Estrias en la piel, Flacidez, Celulitis, Acné, Regeneración capilar, Varices y arañas vasculares.

Otros efectos beneficiosos:

Снимок экрана 2020-01-26 в 15.54.26

Se ha demostrado que el Ozono es capaz de provocar otros beneficios en el organismo, cuyos resultados terapéuticos y de optimización metabólica han sido constatados por diversos trabajos científicos. Según éstos, el Ozono está implicado en:

Incremento de los niveles de energía en el organismo. Incremento y regulación de la liberación de Autacoides.Disminución de la frecuencia respiratoria. Disminución de la posibilidad de trombos e infartos.

Снимок экрана 2020-01-26 в 15.58.49 Hernia Disco

La hernia de disco es la consecuencia de la perdida de estructura de alguno de los discos intervertebrales (almo- hadillas blandas y gelatinosas que separan las vertebras, y evitan que se apoyen y rocen unas con otras). Cuando estos discos amortiguadores sufren una extrusión o se rompen, se acorta la distancia entre las vértebras pudiendo aplastar los nervios inter- vertebrales que salen lateralmente de la médula, provocando su inflamación; para corregirla, los músculos aledaños se ven obligados a alterar su tono habitual. La consecuencia de estas alteraciones fisio- lógicas, es que se provoca una inflamación en la zona de la hernia, una inflamación de las vainas de los nervios afectados, y contrac- turas musculares (por alteraciones en el tono); es decir, todo un cuadro de dolor e inflama- ción, que en su evolución puede llegar a desarrollar una ciática.

La Ozonoterapia resuelve en gran medida esta patología, siendo en algunos casos una clara alternativa a las medidas intervencionistas clásicas. La experiencia clínica, avalado por estudios sobre el tema, amparan esta afirmación, como se demuestra en un meta-analisis que habla de la eficacia y seguridad de los tratamientos con ozono para la hernia lumbar (espalda baja), donde se llega a la siguiente conclusión: “El oxígeno inyectado a través de la ozonoterapia para mejorar hernias discales es un procedimiento eficaz y extremadamente seguro. La mejora estimada en el dolor y la función es impresionante a la vista de los amplios criterios de inclusión, que incluyeron pacientes de edades comprendidas entre 13 a 94 años, con todo tipo de hernias de disco. Los resultados de dolor y función son similares a los resultados de los discos lumbares tratados con discectomía quirúrgica, pero con ozono médico la tasa de complicaciones es mucho más baja (<0,1%) y el tiempo de recuperación es significativamente más corto.”

 

Contracturas musculares

Снимок экрана 2020-01-26 в 15.59.04Los músculos son los responsables del movimiento voluntario e involuntario del cuerpo. El movimiento se produce por la contracción sincrónica, compensada y equilibrada de las fibras musculares que al pasar de un estado de reposo a uno de trabajo, se acortan e incrementan su
tensión. Existe un estado de equilibrio entre los músculos agonistas (los que se contraen) y los antagonistas (modulan el movimiento de los anteriores), es lo que se llama “tono muscular”. Cuando se pierde el tono muscular, bien porque no existe equilibrio entre los músculos agonistas y sus opositores, los antagonistas, o bien porque las fibras musculares no se contraen de forma voluntaria, sincrónica y equilibrada, aparecen las contracturas, que se pueden apreciar objetivamente como induraciones mus- culares (fibras contraídas que no deberían estarlo) y que pueden ser extremadamente dolorosas. Bioquímicamente, las contrac-turas son el reflejo de un importante desequilibrio electrolítico, que a su vez es la consecuencia de alteraciones en el metabolismo de la célula muscular.

Con independencia de otros tratamientos, se ha demostrado que el aporte extra de Oxigeno que se logra a mediante la Ozonoterapia, permite regular el metabolismo de la célula muscular, modulando su estrés oxidativo y radicales libres, y compensando el desequilibrio electrolítico, lo que se traduce en un efecto anti-inflamatorio y analgésico, que reinstaura el tono del músculo, y hace desaparecer las dolorosas contracturas.

 

 Tendinitis

Si consideramos que un ten- dón es un haz de fibras conjuntivas (tejido conjuntivo denso) que une los músculos aСнимок экрана 2020-01-26 в 15.59.09 los huesos, etimológicamente, tendinitis es la inflamación del tendón. Suele ser la con- secuencia de una lesión (golpe), o de un esfuerzo muscular excesivo (sobrecarga muscular), aunque también puede producirse por el desarrollo de otras patologías (diabetes o artritis reumatoide), o por la edad (el enve- jecimiento provoca pérdida de elasticidad y degeneración del tendón). Aunque puede desarrollarse en cualquier tendón del cuerpo, los más comunes son los hombros, talones, codos o muñecas. Se manifiesta con dolor y sensibilidad en la movilización del tendón, que se agudiza en las zonas cercanas a las articulaciones y se intensifican e incrementan con el movimientos, manteniéndose con la inactividad (dolor durante la noche).

El tratamiento de la tendinitis está orientado a reducir y aliviar el dolor y la inflamación de la zona afectada, por lo que la terapia clásica recomienda reposo; en casos de gravedad, inmovilización de la zona con aplicaciones alternativas de frío y calor acompañados de antiinflamatorios no esteroideos (acido acetilsalicílico o ibuprofeno), y en los casos más graves, infiltraciones de corticoides. Sin embargo, en la experiencia clínica diaria, el Ozono ha demostrado sobradamente su eficacia, al ir al origen del problema, incrementando el aporte de Oxigeno que se necesita para regular el metabolismo de las células conjuntivas (fibroblastos y fibrocitos), modulando el estrés oxidativo y los radicales libres, y compensando el desequilibrio electrolítico que se observa en la matriz extracelular, y que será el responsable de la inflamación y el dolor. Como consecuencia, el Ozono actuará como un potente factor anti-inflamatorio y analgésico, reinstaurando el normal funcionamiento del tendón.

Artrosis, artritis y otros problemas articulares.

Las articulaciones son las estruc- turas esqueléticas que unen los huesos, contribuyendo al movimiento. De naturaleza cartilaginosa, constan de una cápsula articular en cuyo interior hay un pequeño espacio (cavidad articular), relleno de un líquido rico en ácido hialurónico y mucina (líquido sinovial), cuya función es lubricar, alimentar y reparar la articulación; este líquido es segregado por la membrana sinovial, una lámina que recubre el interior de la cápsula articular, y que entra en contacto con el cartílago articular. Este cartílago es una membrana hialina de 2 a 4 mm de espesor que recubre las superficies de los huesos de la articulación, y cuya función es transmitir y amortiguar las cargas, proporcionando una superficie adecuada para el deslizamiento de las superficies articulares; no tiene vasos sanguíneos propios, por lo que, por una parte se ha de nutrir a expensas del liquido sinovial, y por otra, en caso de lesiones o des- gaste por sobrecarga, tie- nen una escasa capacidad de regeneración. Para es- tabilizar las articulaciones pueden existir tendones o ligamentos que garantizan su firmeza funcional; estos ligamentos o tendones sue- len estar rodear la articu- lación, aunque a veces hay ligamentos intraarticulares, como en el caso de los ligamentos cruzados de la rodilla.

Entre los dos centenares de dolencias que afectan al aparato locomotor (enfermedades reumáticas), tiene especial prevalencia la artrosis, patología caracterizada por la presencia de lesiones en el cartílago articular. Cursa con dolor, rigidez e incapacidad funcional de la articulación, localizandose normalmente en la columna cervical, lumbar, a veces en la articulación del hombro, cadera, rodilla, dedos de las manos, y la articulación del dedo gordo del pie. Se diferencia de la artritis en que en ésta, la causa del dolor es la inflamación, mientras que en la artrosis es el “desgaste”, siendo más frecuente en personas mayores. Por otra parte, ambas cursan con dolor, en ocasiones hinchazón y rigidez, pero en la artrosis el dolor es de tipo mecánico (es decir, se desencadena con el movimiento, mejorando con el reposo).

La Ozonoterapia es eficaz tanto en ambas patologías, como en otros problemas articulares. Como hemos visto, en la artrosis existen lesiones del cartílago articular, generalmente de origen degenerativo, mientras que en la artritis, el problema es la inflamación del mismo. Si consideramos que la falta de vasos sanguíneos en el cartilago articular, hace realmente difícil el aporte de nutrientes para que el metabolismo del condrocito (célula formadora del cartílago) active su capacidad de regeneración, y que éste recibe el aporte de los mismos a expensas del líquido sinovial, es lógico pensar que cualquier aporte extra, tanto de oxigeno (Ozono), como de nutrientes a dicho líquido, será beneficioso para la regeneración y revitalización de la articulación. A este respecto, existen infinidad de experiencias que avalan la hipótesis, habiéndose demostrando que el aporte de Ozono intraarticular, incrementa la cantidad de Oxigeno necesario para regular y mejorar el metabolismo del condrocito, modulando el estrés oxidativo y los radicales libres, y compensando el desequilibrio electrolítico que se observa tanto en el cartílago como en el líquido sinovial, responsable del dolor y la inflamación. En conclusión, el Ozono intraarticular ejercerá un potente papel analgésico y anti-inflamatorio, que reinstaurará el normal funcionamiento de la articulación.